Informática para médicos


Cuando el antivirus no entra en el presupuesto

Muchos profesionales sanitarios con consulta propia deben lidiar día a día con los problemas informáticos que se presentan, sin la ayuda de un equipo de técniocos que le echen una mano. De vez en cuando aparece la inevitable presencia del eterno virus, troyano o programa espía. Y esto es lo más triste: un medico elimina infecciones en personas, pero se encuentra indefenso ante las infecciones tecnológicas. Es hora de poner en práctica un poco de medicina preventiva de la informática.

Como en todos los ámbitos de la medicina, el mejor remedio es no enfermar. En informática sucede lo mismo, así que lo más recomendable es disponer de un programa antivirus que defienda el equipo frente a agresiones externas, correos malintencionados o descargas imprudentes de programas.


Pero, -¿qué sucede en tiempos de crisis? Los presupuestos destinados a renovar equipos informáticos son cada vez más reducidos. Y cuando se trata de comprar programas, la atención es prácticamente nula. Una opción es hacer uso de los recursos que la Red pone al alcance de todos los internautas. Por ejemplo, la principal recomendación es instalar un antivirus gratuito que consuma pocos recursos y actúe en distintos frentes de posible infección, como el correo electrónico, la navegación web, las descargas o las intrusiones desde equipos ajenos. Desde Informática para Médicos recomendamos Avast, un programa completamente automatizado para instalarlo y olvidarse. Naturalmente, no es el más potente del mundo, pero combatirá las amenazas más habituales.

En el caso de observar comportamientos extraños del ordenador que puedan hacer sospechar de la presencia de un virus, o que nos encontremos elementos desconocidos en el escrtorio, barras de herramientas de dudosa procedencia en el ordenador, etc, lo más recomendable si no se habían tomado precaudiones previas es acudir a un escaneado antivirus online y gratuito. En Internet hay muchos. De todos ellos, recomendamos dos, por su solvencia, potencia y seguridad.


El primero es ActiveScan 2.0, de Panda Software. Se trata de un pequeño programa que se instala automáticamente en el equipo potencialmente infectado y explora hasta el rincón más escondido del disco duro y las memorias RAM y de arranque en busca de posibles infecciones. Después del escaneado (se toma su tiempo, a veces horas), el programa ofrecerá las limitadas opciones de desinfección. Algunos de los problemas los resuelve la versión gratuita del programa. En otros casos de problema más grave, deberemos recurrir a la desinfección manual (para usuarios de nivel avanzado) o a pasar por caja para adquirir la versión completa que deje el PC totalmente limpio (o casi).


La otra opción recomendada, equivalente a ActiveScan, es Housecall, de la empresa TrendMicro, una de las compañías líder en antivirus. El proceso es el mismo, aunque en este caso no se instalará ningún programita que se acabe quedando en el ordenador, sino que todo el proceso se realiza desde la página web. Las opciones finales también son limitadas, aunque como en el caso de ActiveScan, la aplicación muestra un alto grado de eficiencia en su labor.

Debemos ser cautelosos a la hora de buscar un antivirus por internet y no hay que fiarse de ningún antivirus que se nos ofrezca si no lo conocemos. Por ejemplo, se han dado casos como el de Facebook Fan Check Antivirus y muchos otros, que pueden "inventarse" infecciones para que el incauto usuario se instale aplicaciones de desinfección que lo que hacen es todavía más daño al equipo.

Como recurso final, y cuando la situación es tan extrema que ni siquiera podemos operar con el ordenador o se nos deniega el acceso a posibles métodos de desinfección, la solución definitiva es formatear el disco duro e instalar de nuevo Windows o el sistema operativo que se disponga. En el próximo artículo explicaremos paso a paso cómo efectuar una instalación limpia (borrando todo el disco duro) de Windows Vista.

VÍCTOR ENDRINO