Informática para médicos


Pixlr: -¿el principio del fin de Photoshop?

Con la llegada del nuevo sistema operativo de Google, el Chrome OS, el mundo de internet comienza a prepararse para desarrollar programas ejecutables desde la nube. Esto quiere decir que ya no serán programas que nosotros instalaremos en el ordenador, sino que con solo ir a su dirección web podremos utilizarlos con toda facilidad. Este es el caso de Pixlr, un editor fotográfico que nada tiene que envidiarle al omnipotente Photoshop.



Si alguna vez nos hemos visto en la necesidad de editar o retocar una imagen (reducirla de tamaño, añadirle títulos, recortarla, etcétera), ya sea en el ámbito profesional o en el personal, quizá nos hayamos encontrado con que necesitamos un buen programa que cumpla nuestras necesidades. Para retoque de imágenes, el primer nombre que nos viene a la cabeza es el todopoderoso Photoshop. Uno de los programas estrella de Adobe ha dominado el mundo de la edición desde tiempos inmemoriales, y mucho deberá esforzarse si no quiere que programas gratuitos le tomen el relevo en cuestión de meses.


Para empezar, el editor fotográfico Pixlr es gratuito. Y para más ventaja, no hace falta instalarlo: es un programa-web, es decir, que lo ejecutamos en la nube (directamente desde el navegador de internet), con lo que podemos utilizarlo desde cualquier ordenador o netbook, por sencillo que sea, siempre y cuando disponga de Flash instalado.

Para empezar, el editor nos ofrece un menú de inicio preguntándonos por el origen de la imagen que deseamos abrir: una que tengamos en el ordenador, una que esté colgada en internet o una de nuestra propia biblioteca de pixlr (debemos estar registrados para que nos cedan- un espacio de almacenamiento) o cuenta de Facebook / Flickr.

Una vez abierta la foto, podemos efectuar las operaciones más habituales que se requieren para la mayoría de usuarios, como transformarla, ajustar colores, aplicar filtros, trabajar con capas, añadir textos, eliminar ojos rojos, etc.

El programa está disponible en castellano y ofrece la ventaja de que no está asociado a ningún ordenador concreto. Si se crea una cuenta con pixlr se pueden guardar las fotos de trabajo en el espacio que nos ofrecen y seguir manipulándolas aunque cambiemos de ubicación. La tecnología informática se encamina hacia el trabajo en la nube, y la asociación de desarrolladores informáticos que han creado Pixlr lo saben muy bien.


Más información: www.pixlr.com.