Informática para médicos


Archivos ISO: un buen recurso para copiar CD o DVD enteros.

Muchas veces nos hemos encontrado con discos de copia de seguridad de datos que ya no almacenamos en el ordenador. Es una información que solamente guardamos ahí, de modo que si se pierde o deteriora el CD o DVD en cuestión, podemos echar al traste años de investigación, historiales o trabajos. Para salvaguardarlos, existen los archivos en formato ISO, que son una copia exacta de los datos del CD o DVD, conservando la estructura de carpetas en un solo archivo.

Otras veces nos hemos encontrado con la necesidad urgente de realizar una copia de un CD o DVD con datos que nos han prestado y no disponemos de discos grabables.

Una buena idea es volcarlo al disco duro del ordenador, a la espera de comprar un disco virgen en el que podamos grabar el CD que tanto nos interesaba. Y la mejor manera de hacerlo es pasándolo a una imagen ISO. Una imagen ISO no es más que una réplica exacta y completa de la información contenida en un disco, independientemente de su estructura. No importa si es audio, datos, un híbrido, o algo que no se pueda leer en un ordenador normal: es posible crear una imagen de ese disco.

Y también sirve para combatir el problema del espacio físico. Imaginemos que tenemos seis CD-€™s grabados, con sus cajas y todo, que casi no usamos, pero no deseamos perder su contenido. Pueden hacerse imágenes ISO de esos discos, almacenar las imágenes como datos en un DVD, y tener esos seis discos en el espacio físico de un DVD con su caja. Ahora imaginemos que tenemos unos 500 o 600 discos grabados. Reducir su volumen a un sexto de lo que ocupan, seguro suena tentador.


Lo único que necesitamos para poder hacer una imagen ISO es un lector-grabador de CD-DVD, un programa compatible, y espacio en el disco duro. Los CDs más comunes necesitan un promedio de 700 MB (aunque los hay más grandes), mientras que los DVD pueden demandar hasta 4.5 GB los de capa simple, y 8.4 GB los de capa doble.

Para crear la imagen ISO de un disco, emplearemos, por ejemplo, el programa IMGBURN. Entre otras cosas, Imgburn permite generar una imagen ISO de un CD-DVD-Blu-Ray que introduzcamos en el lector del ordenador. También permite efectuar la acción inversa: a partir de una imagen, restaurar todos los datos (conservando la estructura de carpetas original) a un CD, DVD o BRD. El mismo programa permite crear una imagen ISO a partir de carpetas que tengamos en el ordenador, y pasar una o varias imágenes ISO a un CD-DVD-BRD, pero en formato ISO, de modo que puede realizarse la operación de reducción de espacio (6 imágenes de CD en un DVD).


La última versión de ImgBurn se inicia con un asistente que ofrece varias opciones.- Para crear una imagen ISO hay que hacer clic en Create image file from disc, y esperar un momento a que ImgBurn reconozca la unidad óptica (el disco que queremos pasar a ISO debería estar ya insertado en el ordenador). ImgBurn detectará el disco, y a la derecha mostrará varios datos.
Lo único importante que hay que especificar es dónde será guardada la imagen. Puede ser en cualquier parte, siempre y cuando haya espacio suficiente. Una vez elagida una ubicación, sólo hay que hacer clic en Read, y el programa comenzará a crear una imagen ISO. El tiempo estimado depende principalmente de cuántos datos hay en el disco, pero factores como la unidad óptica o la marca del CD-DVD pueden tener influencia.

Como recomendación, otro programa que permite manejar imágenes ISO con más versatilidad y facilidad es Alcohol 120%, un software más profesional que cuesta 39 euros.