Informática para médicos


Consejos para utilizar internet de forma segura (1)

Actualmente, muchas de las tareas de un médico se desarrollan a través de internet. Por eso, en los últimos 5-10 años, los facultativos han tenido que ponerse al día (si es que no lo estaban) en nuevas tecnologías. Para refrescar la mentalidad precavida, ofrecemos algunos consejos prácticos para que internet no nos amargue la vida con virus o con disgustos en la cuenta corriente.

Internet es un magnífico aliado para todos los profesionales senitarios. Ahora ya casi es imprescindible en las tareas diarias, para comunicarse con otros médicos o pacientes, para el envío de imágenes, consultas, trámites, etc.

Pero esta herramienta tan poderosa se le puede escapar de las manos a aquellos que no la utilicen debidamente. Cualquier incauto puede ser víctima de ataques informáticos, robo de información personal y financiera, virus, troyanos, etcétera. Desgraciadamente no es inusual encontrarse con un mensaje de un amigo ofreciendo porno, viagra o alargadores de pene. No lo han hecho intencionadamente: tienen un programa espía que envía correos desde su cuenta personal a todos sus contactos. Y esto es porque en algún momento ha abierto una página o archivo que no debía.

Así pues, les ofrecemos algunos consejos para minimizar los riesgos de la navegación por internet.

1. Tal vez ya ha recibido en algún momento un e-mail que le informa sobre una deuda con una empresa de telefonía, o que afirma que uno de sus documentos es ilegal. O un mensaje que le ofrece premios, o tarjetas virtuales de amor. Lo más probable es que se trate de un scam, o sea, un e-mail falso. Si el mensaje presenta un texto con errores ortográficos y gramaticales, hace ofertas tentadoras o tiene un link diferente del indicado (para verificar el link verdadero, basta pasar el mouse por encima de él, pero sin hacer clic y mirar en la barra de abajo a que dirección apunta realmente), desconfíe inmediatamente. Ante la duda, entre en contacto con la empresa cuyo nombre aparece en el e-mail (pero no a través del mensaje sospechoso).

2. Mucha gente piensa que basta instalar un antivirus para que su computadora esté protegida, pero no es suficiente. Es necesario actualizarlo regularmente, de lo contrario, el antivirus no podrá reconocer la existencia de nuevos virus. Prácticamente todos los antivirus disponibles permiten configurar una actualización automática. Además de eso, utilice a menudo un antispyware para quitar archivos y programas maliciosos de su computadora. Una buena opción es Spybot. Del mismo que el antivirus, el antispyware también debe ser actualizado para poder reconocer nuevas plagas.
En ambos casos, verifique en el manual del software o en la web del creador cómo realizar las actualizaciones.

3. Al acceder a su casilla de correo electrónico, su cuenta en un sitio web de comercio electrónico, su home banking o cualquier otro servicio que exige que ingrese un nombre de usuario y una contraseña, siempre haga click en el botón o link denominado "Logout", "Logoff", "Salir", "Desconectar", "Cerra Sesion" o alguno equivalente, para salir con seguridad del sitio web. Puede parecer obvio, pero mucha gente simplemente sale del sitio web cerrando la ventana del navegador de internet o entrando a otra dirección. Esto es arriesgado, pues el sitio web no recibió la instrucción de cerrar el acceso, y alguien puede abrir el navegador de internet y tener acceso a la informacion de su cuenta, ya que ésta no fue cerrada debidamente.

4. Si usted es usuario del sistema operativo Windows, tal vez tenga el hábito de utilizar sólo el navegador Internet Explorer. El problema es que existe una infinidad de plagas digitales (spywares, virus, etc.) que exploran fallos de ese navegador. Por eso, una acción importante es utilizar navegadores de otras empresas, como Opera o Firefox, pues aunque éstos también puedan ser víctimas de ciberataques, ocurre con una frecuencia mucho menor que para Internet Explorer. Si aun así prefiere utilizar Internet Explorer, utilice un navegador alternativo en los sitios web que usted considere sospechosos (páginas que abren muchas ventanas, por ejemplo).

5. Si cree que ha sido víctima de un apropiamiento indebido de su cuenta de correo electrónico (por ejemplo, alguien está enviando mails desde su Hotmail o Gmail), una manera rápida de acabar con el problema es cambiar la contraseña de sus cuentas. Normalmente las máquinas que automatizan el envío de spam a sus contactos de correo entran mediante la contraseña que usted tenía en el momento del ataque. Si la cambia, el programa malicioso suele quedar desactivado al no poder acceder a su cuenta.