Informática para médicos


Acortadores de URL

En la actualidad encontramos numerosas herramientas para acortar las URLs, las direcciones de las webs que aparecen en la barra de navegación de los navegadores

Conozca cómo utilizar Bit.ly, y Google URL Shortener, los servicios más importantes.

Los acortadores de URL han alcanzado su máxima popularidad gracias a Twitter. Debido a la acotación de caracteres a la que obliga esta red social, a la hora de compartir un contenido, no podemos permitirnos el lujo de compartir enlaces muy largos, ya que restan espacio para el contenido que realmente queremos compartir.

Cuando tenemos que incluir un enlace a algún contenido, en ocasiones nos limita el hecho de que la URL que queremos incluir sea muy larga. Así nacieron los acortadores de URL, cuya función es poder publicar enlaces en nuestras redes sociales sin que ocupen un espacio excesivo. Tan sólo copiando y pegando la URL que queremos acortar en estas herramientas, obtendremos automáticamente una dirección de Internet de apenas 20 caracteres.

En Google URL Shortener (http://goo.gl/)-  el procedimiento es sencillo: Sólo tenemos que introducir la URL que queremos acortar y clicar en el botón Shorten, -€œacortar-€. El servicio nos dará una URL corta que podremos usar y que redireccionará a la URL original.



Google URL Shortener


En bit.ly (https://bitly.com) la mecánica es la misma. Introducimos la URL que queremos acortar en la caja y pulsamos el botón Shorten. Obtendremos una URL corta, con la particularidad de que la herramienta nos da la opción de copiar la URL resultante con un botón, para que la podamos pegar directamente donde queramos. Además, ofrece la posibilidad de generar estadísticas a partir de los clics sobre los vínculos.

 


bitly


Estas herramientas son muy utilizadas por los perfiles de redes sociales del ámbito sanitario, como es el caso de @medicina21, perfil en Twitter de la web de información de salud para pacientes www.medicina21.com. Así, Google Shortener y Bitly se convierten en servicios imprescindibles en el ámbito de las redes sociales.